Un breve recorrido por la historia del audífono

91 464 31 29
Un breve recorrido por la historia del audífono

Muchos han sido los avances tecnológicos producidos a lo largo de la historia que han derivado en los actuales audífonos digitales en Carabanchel, Madrid, que ofrecemos a nuestros clientes. Tantos que resulta difícil destacar sólo uno de ellos como el más importante. Siempre ha habido personas con deficiencias auditivas, por eso resulta complicado establecer el momento inicial en que se desarrolla un instrumento para tratar de solventar esta dificultad. En las ruinas de Pompeya fueron encontrados objetos con forma de trompetilla fabricados en bronce que servían para amplificar el sonido.

Hacia mediados del siglo XIX se incorpora un tubo de goma entre la pieza que se introduce en la oreja y el embudo responsable de captar el sonido, de forma que se puede dirigir éste hacia la persona que habla sin perderle de vista. Pero es Alexander Graham Bell, cuya esposa, por cierto, era sorda, quien con el invento del teléfono logró convertir los sonidos en energía eléctrica y transmitirlos en la distancia. Un invento del que derivaría la primera patente de un audífono eléctrico en 1892.

Estos primeros audífonos eran voluminosos y pesados, para transportarlos había que ayudarse de un maletín, nada parecidos a los modernos audífonos digitales de Carabanchel, Madrid. Durante las primeras décadas del siglo, la miniaturización de sus componentes fue una constante en su evolución, y para 1934 dos compañías inglesas fabricaban los primeros aparatos de poco menos de 1 kg de peso. A mediados de los años 50, la irrupción de los transistores en el mundo de la electrónica permitiría reducir su tamaño drásticamente.

Hasta que a finales de los 90 aparecen los primeros CIC (Completely In the Canal) es decir, audífonos insertos completamente en el canal auditivo que incorporaban tecnología digital, antecesores de los que hoy disfrutan los clientes de Centro Auditivo Virumbrales.

haz clic para copiar mailmail copiado