Las pruebas de audición se llevan a cabo en habitaciones insonorizadas. Tomará asiento, se pondrá unos cascos y tendrá que escuchar.

El audioprotesista empezará a reproducir sonidos, que comenzarán siendo tonos bajos e irán siendo cada vez más agudos. Le pedirá que pulse un botón cada vez que oye un sonido. Cada vez que pulse el botón, el audioprotesista registrará sus resultados, lo que le permitirá establecer su rango de audición.

Una vez que se hayan determinado el tipo y el grado de pérdida auditiva, el audioprotesista podrá decidir sobre la amplificación que necesita.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted