Cuando se tiene una pérdida auditiva leve, nuestra capacidad para entender el habla disminuye. Las personas que sufren de una pérdida auditiva profunda no pueden comprender el habla.

En cada nivel de pérdida, muchos tipos de sonidos se hacen difíciles de oír o simplemente no se pueden oír. Sonidos como el canto de los pájaros, las voces bajas o aparatos como el teléfono resultan difíciles de oír.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted