Intiga invisible es el audífono más invisible de Oticon. Se inserta en el interior del conducto auditivo, tan profundamente que nadie lo ve ni se da cuenta de que usted lo lleva.

El nivel sonoro se adapta automáticamente a los cambios que van produciéndose en los sonidos y lugares a lo largo del día.

Al insertarse en el interior del conducto auditivo, no afecta al uso de teléfonos o auriculares, ni le impide ponerse gafas. Incluso puede llevar el pelo como más le guste.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted