Mucha gente sabe que puede ser todo un reto seguir una conversación en ciertos lugares, por ejemplo, en un restaurante ruidoso. Esto se debe a que el habla está compuesto por un gran número de sonidos diferentes, combinados en un flujo muy rápido.

En situaciones con mucho ruido, nuestro sistema cognitivo tiene que realizar un enorme esfuerzo para descifrar y separar los sonidos. Incluso alguien que simplemente tenga una ligera pérdida auditiva puede sentirse con frecuencia exhausto después de asistir a un evento con mucha gente.

Normalmente, su cerebro es capaz de manejar toda la información a la que usted dirige su atención a través de un proceso cognitivo: el cerebro simplemente organiza, selecciona y sigue.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted